En la tarde de ayer, la legislatura de la provincia de Santa Cruz designó en el cargo de Agente Fiscal ante el TSJ –que se encontraba vacante por la renuncia del Dr. Claudio Espinoza- al Dr. Napolitani.

Pese a que la CSJN había ordenado, en varias oportunidades, la restitución del Dr. Eduardo Sosa en ese mismo cargo, esto nunca fue cumplido.

La Corte había dicho en 2009: “…El demandante Eduardo Emilio Sosa deberá ser repuesto en el cargo de Agente Fiscal ante el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Santa Cruz. Por su parte, los jueces de la causa deberán pronunciarse sobre la situación de la persona que estuviese desempeñándose en dicho cargo, teniendo en cuenta que a los fines del cumplimiento de esta sentencia no será oponible la estabilidad o inamovilidad que pudiera invocar quien se desempeñe actualmente como Agente Fiscal” (Considerando 17º).

Asimismo indico “en atención a la persistente y reiterada reticencia por parte de las autoridades provinciales para disponer la reincorporación del actor —no obstante que ello fue ordenado por esta Corte el 2 de octubre de 2001— en el cargo, cabe intimar a la provincia a que cumpla las decisiones recaídas en este proceso y, en consecuencia, haga efectiva la reposición de Sosa (Fallos: 327:5106)” (Considerando 18º).

Es por ello que ordenó, al señor Gobernador de la Provincia de Santa Cruz la carga de reponer a Eduardo Emilio Sosa en el cargo de Agente Fiscal ante el Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Santa Cruz, dentro de los 30 días.

Ante dicho requerimiento, el Gobernador de la Provincia de Santa Cruz emitió el Decreto Nº 3026/2009 (B.O. Nº 4368, 11 de Marzo de 2010), mediante el cual requirió la intervención de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de
Santa Cruz a los fines de que se disponga el desdoblamiento del cargo de Agente Fiscal ante el Tribunal Superior de Justicia; y solicitó la designación de Eduardo Emilio Sosa como Agente Fiscal con competencia en materia civil, comercial y laboral. Asimismo pretendió dar por acatado el fallo de la Corte.

El principal argumento utilizado para no restituir al Dr. Sosa fue “…que en esta decisión del Tribunal, se entiende que se vulnera la garantía de  inamovilidad de la que goza el Dr. Espinosa, e implica un avasallamiento a la Autonomía Provincial.”

Ante este un nuevo incumplimiento, la Corte mediante fallo de 14 de septiembre de 2010,  remitió copia de la causa a la justicia penal –a fin de que investigue la posible comisión del delito de desobediencia- y comunicó la sentencia al Congreso de la Nación.

Si bien, es claro, a decir de la Corte, que la estabilidad o inamovilidad del Dr. Espinosa era inoponible a la restitución del Dr. Sosa, soslayada esa pretendida excusa, con la renuncia de aquel al cargo de agente fiscal, no existía ya impedimento –de hecho- para dar cumplimiento a la manda judicial.

Aún ante la falta de los pretendidos obstáculos otrora esgrimidos, el P.E. provincial avanzó en la propuesta de designación del Dr. Napolitani en franca oposición lo ordenado –reiteradamente- por la CSJN.

Frente a la posibilidad de que se concretara un nuevo incumplimiento, la AARG, lo puso de manifiesto ante a la legislatura provincial, la comisión de asuntos constitucionales y la presidencia del bloque oficialista. Así también lo hizo, poniendo en conocimiento del candidato propuesto, la vigencia del fallo de nuestro máximo tribunal.

A fin de poner en conocimiento del público en general la circunstancia antes descripta se emitió un comunicado en el que se exhortó “…públicamente al Poder Ejecutivo Provincial y a la Legislatura de Santa Cruz a que procedan a designar al Dr. Eduardo Sosa en el cargo de Agente Fiscal ante el Tribunal Superior de Justicia, dando cumplimiento a la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”. En el mismo sentido se expidió la F.A.C.A. mediante Resolución del día 16 de noviembre de 2016, reiterando su repudio a la actitud de desobediencia del Gobierno de la Provincia de Santa Cruz, de las Sentencias de la C.S.J.N. de fechas 30/06/1998 y 11/04/2000.

Haciendo caso omiso a las advertencias, y aún ante la oposición manifiesta efectuada en el recinto de la Cámara por la diputada Roxana Reyes (2da vocal de la AARG), la legislatura provincial, por mayoría, designó al Dr. Ricardo Napolitani en el cargo de Agente Fiscal ante el TSJ.

La Dra. Reyes manifestó que con la destitución del Dr. SOSA “se inauguro en Santa Cruz un modelo de sometimiento al poder judicial, así empezó un plan sistemático para disciplinar al poder judicial”.

“…Esto no era ya un tema procesal, esto no era ganar o no un juicio, el juicio ya lo había ganado Sosa, esto era un tema ético, era un tema moral, un tema de justicia…era respetar una orden de la corte…una sentencia que está firme y consentida”.

“El darle un acuerdo a Ricardo Napolitani significa escribir un nuevo capitulo en el caso Sosa, significa convertirnos en participes de incumplir una sentencia de la Corte Suprema, vamos a formar parte indudablemente de los anales de la jurisprudencia argentina…”