Se deben buscar reformas que tiendan a disminuir los espacios para la arbitrariedad, y que tienden a garantizar la transparencia y trato igualitario de los postulantes a las magistraturas: solicitamos entrevistas públicas de los postulantes, anonimato para la corrección de los exámenes y que los Consejeros fundamenten por escrito los puntajes que asignan.

Habiéndose tomado conocimiento de propuestas de modificación del reglamento de concursos en el Consejo de la Magistratura, la A.A.R.G. expresa su postura favorable respecto a la necesidad de emprender reformas a fin de jerarquizar el ejercicio liberal de la profesión, de dotar al proceso de mayor transparencia, y maximizar los criterios técnico – profesionales, lo que en definitiva redundará en jueces idóneos y con amplia legitimidad frente a la ciudadanía.

Manifestamos en tal sentido nuestra preocupación en razón de haber tomado conocimiento que desde el mismo seno del Consejo de la Magistratura hay sectores que pretenden introducir reformas que apuntan a reducir el puntaje asignado al rubro “antecedentes” profesionales, entre ellos los antecedentes por el ejercicio libre de la profesión, a la vez que aumentar el puntaje asignado a la entrevista personal. Con ello entendemos no se haría más que ampliar los espacios de discrecionalidad en el proceso de selección y aumentar los espacios de arbitrariedad, destacando que inclusive a la fecha el puntaje asignado a la entrevista personal ha permitido en más de una ocasión modificar el orden de mérito que surge de los antecedentes y la evaluación escrita.

La A.A.R.G., en pos de contribuir al debate hacia una mejora del servicio de administración de justicia y su proceso de selección de magistrados, ya ha presentado ante la Legislatura Provincial un Proyecto Integral de Reforma de la Ley que rige el Consejo de la Magistratura. Sin embargo, en esta instancia, debemos resaltar que el propio Consejo puede hoy adoptar simples medidas, mediante la modificación de su reglamento interno, que mejorarían  significativamente el proceso de selección: 1-*anonimato de los postulantes para la corrección de los exámenes,  *entrevistas públicas de los postulantes con participación ciudadana y *asignación de puntajes con fundamentación por escrito.

Bregamos asimismo por la apertura de un debate amplio que favorezca la participación de los distintos sectores